Todos cometemos errores. Incluso los inversores más experimentados se equivocan, una y otra vez. Particularmente en el mundo de las finanzas, tomamos decisiones que podrían considerarse impulsivas o absurdas. Al respecto, Benjamin Graham, inversionista, autor y profesor, conocido como el “decano de Wall Street”, decía: “El peor enemigo del inversor es probablemente él mismo”.

La complejidad de los mercados financieros ponen a prueba nuestra capacidad de pensar con claridad. En el proceso de toma de decisiones financieras confluyen un sinnúmero de emociones que pueden llegar sesgar nuestra conducta. Para entender el comportamiento en materia de inversión es importante preguntarse: ¿Cómo respondemos a las ganancias y a las pérdidas?, ¿cómo lidiamos con los riesgos?, ¿cómo reaccionamos ante los riesgos, pérdidas y ganancias a largo plazo?

Estas son las 10 conductas sesgadas más comunes a la hora de invertir:

  1. Exceso de confianza

Según el economista Hersh Shefrin, autor del libro Beyond Greed and Fear: Understanding Behavioral Finance and the Psychology of Investing, el exceso de confianza de los inversores puede tener dos consecuencias principales. La primera es que realizan malas apuestas porque no se dan cuenta de que tiene una desventaja informativa. La segunda es que operan con una frecuencia mucho mayor a conveniente y generan un volumen excesivo de operaciones.

¿Cuántos de nosotros ponemos en duda nuestros pronósticos? El exceso de confianza implica la sobrevaloración de los conocimientos o habilidades. Otros académicos también han postulado que los inversores que demuestran un exceso de confianza no aprenden de sus errores, ya que no lo ven como un sesgo que afecta la toma de decisiones.

Como dice el inversor británico Anthony Bolton: “Cuando tienes éxito con una inversión, no debes pensar demasiado de ti mismo y creer que todo lo que tocarás se convertirá en oro. Eso no sucederá”.

  1. Ajuste y anclaje

En el artículo “El juicio bajo incertidumbre: heurísticas y sesgos”, los psicólogos Amos Tversky y Daniel Khaneman sostienen que “en muchas situaciones, la gente realiza estimaciones a partir de un valor inicial que ajusta la respuesta final. En un experimento, visitantes del Exploratorium de San Francisco respondieron a las siguientes preguntas:

  1. La altura de la secuoya más alta, ¿es mayor o menor a 365 metros?
  2. ¿Cuál cree que es la altura de la secuoya más alta?

En este experimento, el ancla está en los 365 metros. La altura estimada para quienes respondieron ambas preguntas fue de 257 metros, mientras que la altura estimada para quienes solo respondieron la segunda pregunta fue de 85 metros. Una diferencia de 172 metros.

Como inversores tenemos la tendencia de anclar nuestras estimaciones iniciales sin prestarle demasiada atención a información nueva que nos permita replantear la estimación inicial. En otras palabras, nos quedamos atascados en nuestro análisis iniciales porque queremos demostrar que tenemos razón. Otro ejemplo: Hace dos años pudimos haber comprado la acción de una empresa a $ 100. Hoy, con la misma acción a $ 60, podemos pensar que está muy barata sin un análisis previo del negocio del banco.

  1. La heurística de la disponibilidad

Entre los inversores existe una tendencia a concentrarse demasiado en la información disponible sin considerar lo suficiente otros factores que pueden estar menos disponibles, ocultos o, incluso, fuera del radar de los medios. Si nos la pasamos leyendo blogs financieros muy optimistas con una empresa, seguramente estaremos dejando de lado información relevante (siempre es bueno escuchar otras posturas).

  1. La heurística de la representatividad

Tversky y Khaneman la definen como “la consistencia de evaluar la probabilidad de un suceso sobre la base de lo ocurrido hasta el momento”. Por ejemplo, los inversores pueden pronosticar las ganancias futuras de la empresa X basándose en el crecimiento exponencial que tuvo en los últimos años. Al hacerlo estarían presumiendo de manera irrealista que la tasa de crecimiento en el pasado se sostendrá en el futuro. Este tipo de comportamiento lleva a un sobreprecio en el valor de la acción de la empresa X. El más mínimo golpe que sufran las ganancias de esa compañía causará un desplome en el precio de la acción.

  1. Aversión miope a las pérdidas

Los individuos reaccionarán de una manera u otra dependiendo de cómo se presente una elección, si como pérdida o como ganancia. Según Tversky y Khaneman, la pérdida es más devastadora que la gratificación que representa una ganancia.

  1. Sesgo de confirmación

Se refiere al fenómeno de buscar información en forma selectiva para respaldar las opiniones personales o para interpretar los hechos de manera que se adapten a nuestra propia visión del mundo. Los inversores buscan una confirmación de sus suposiciones. Evitan opiniones o informes críticos, y leen únicamente los artículos que ratifican su punto de vista.

  1. Sesgo retrospectivo

Cuando algo sucede, a veces decimos “yo sabía todo el tiempo que esto iba a pasar” y modificamos el recuerdo de nuestra opinión previa. Esto un claro ejemplo del sesgo retrospectivo. Vemos un evento tan obvio que creemos haberlo predicho antes de que ocurriera. Esto nos impide hacer una autocrítica y aprender de nuestros errores para evitarlos en el futuro.

  1. Sesgo de encuadre

Una información puede dar lugar a diferentes conclusiones depende de cómo se presente. Por ejemplo, si 7/10 acciones fueron ganadoras, podemos afirmar que la performance fue muy buena. Al mismo tiempo, podemos elegir hablar de las 3/10 acciones que fueron perdedoras. Nos estamos refiriendo al mismo hecho, pero desde dos encuadres diferentes.

  1. El efecto arrastre

También conocido como efecto bandwagon, es la tendencia a aceptar como válidos los razonamientos o las ideas de la mayoría sin analizar si son correctas desde un punto de vista lógico. Recordemos verdades universales compartidas por la mayoría como “internet es el futuro” (antes de que explotara la burbuja de las puntocom) y “la inversión inmobiliaria es la más segura” (antes de la crisis hipotecaria de 2008). Benjamin Graham decía: “No tendrá razón ni se equivocará porque la multitud no esté de acuerdo con usted. Tendrá razón porque sus datos y su razonamiento son correctos”.

  1. Efecto de disposición

Consiste en recortar en forma apresurada las posiciones que muestran ganancias y dejar correr aquellas que tienen perdidas con la esperanza de que mejoren.

¿Cómo puede un inversor común y corriente superar estos sesgos?

El mayor desafío es superar la emoción tanto en los buenos momentos como en los malos. Para lograrlo, necesitamos mucha disciplina y sostener nuestras propias reglas. A continuación, algunos consejos:

  1. Tener un checklist

Un checklist que podamos consultar antes de comprar o vender un activo es de gran ayuda. Solo algunas inversiones cumplirán con todos nuestros criterios, pero la mayoría de las inversiones que hagamos deben cumplir con la mayoría de los criterios.

  1. Contrarianismo

Como sugiere Warren Buffet, el inversor debería ser más pesimista de lo usual en sus pronósticos cuando el mercado presenta una tendencia alcista (y viceversa). Esto ayuda a evitar lo que se conoce como exuberancia o pesimismo irracional.

  1. Usar stop loss

Se trata de puntos predeterminados de venta que están por debajo de la cotización actual. La principal razón para utilizarlos es evitar que una operación genere una gran pérdida que, a su vez, dañe de forma grave el patrimonio del inversor.

  1. Evitar las burbujas

Buffet: “Sé temeroso cuando los demás son avaros y sé avaro cuando los demás son temerosos”.

Todos cometemos errores a la hora de invertir. La clave está en aceptar la idea de que comentemos errores, aprender de ellos y tratar de prevenir que se repitan. Utilizar los conocimientos de las finanzas conductuales ayuda a los inversores a romper con los patrones nocivos que lastiman las finanzas personales.

Contar con un asesoramiento adecuado también es una buena forma de evitar este tipo de conductas

Ver más

Nuestras notas

27 Feb, 2018

5 razones para invertir en fondos comunes de inversión

¿Qué ofrecen los fondos comunes de inversión o fondos mutuos? Diversificación: Una regla de inversión –tanto para grandes como para […]

Leer
27 Feb, 2018

Las inversiones de los millennials están cambiando el mundo de las finanzas

Los millennials son la generación más grande de la historia de los Estados Unidos y rápidamente están ganando influencia y […]

Leer
29 Ene, 2018

Cómo las emociones afectan las decisiones financieras

Las finanzas conductuales explican el impacto de las emociones y cómo estas pueden generar un comportamiento irracional.

Leer
26 Ene, 2018

Los 5 errores típicos de los inversores

Equivocarse en el armado de la estrategia de inversión es muy común. Conocer los desaciertos más habituales…

Leer
24 Ene, 2018

El Ciclo de las Economías Emergentes, de Shearing

Guía para realizar un análisis correcto del potencial de los mercados emergentes.

Leer