Weekly

Lo que tenes que saber de la realidad económica Argentina.

PERIODO DEL 18 junio, 2021

¿A la luz de un proceso de desaceleración inflacionaria?

La inflación perforó el piso del 4% 

La desaceleración en el nivel de precios persistió en mayo. Para sorpresa del mercado, el costo de vida se encareció 3,3% mensual (47,6% anualizado), levemente por debajo del 3,6% esperado por el REM. De esta manera, el registro se convierte en el más bajo desde noviembre de 2020 y en el primero en viajar por debajo del 4% mensual, o 60% anualizado, desde enero. 

Aunque no todo es color de rosa. La medición es la más elevada para el corriente mes desde 2016 y se encuentra por encima del promedio de mayo de los últimos 5 años (2,5%). En segundo término, el acumulado del 2021 marcó 21,5%, siendo el agregado más alto para los primeros 5 meses en un año electoral desde 2009. A su vez, la variación anual no cede su tendencia alcista y trepó 48,8%, lo que es un umbral comparable con marzo de 2020. 

Poniendo la lupa sobre el componente estructural, que no comprende estacionales ni regulados, escaló 3,5% en mayo (51,1% anualizado), por lo que es el registro más bajo en medio año. Sin embargo, el IPC núcleo continúa mostrando niveles preocupantemente elevados: la actual medición es la más alta para mayo en los últimos 5 años. Año contra año, la core superó la barrera del 50% y se expandió 52,5%. 

Por su parte, los bienes y servicios estacionales avanzaron 1,2% mensual, presentando la menor suba entre los componentes del IPC. En los últimos 12 meses, se incrementaron 58,6%, alcanzando la primera variación anual debajo del 60% en más de un año. 

En las antípodas, los precios regulados treparon 3,8% mensual incentivados por aumentos en prepagas, combustibles y energía en AMBA (gas y electricidad). El rubro escaló 32,6% anual, por lo que recortó parte del rezago que tenía respecto al resto de los componentes. 

Inflación de Alimentos alejada de “estándares regionales”

La esperada desaceleración también llegó a esta categoría. La dinámica de precios de Alimentos y bebidas es crucial a la hora de estimar la inflación ya que es el rubro que presenta mayor incidencia (26%) dentro de la canasta que mide el IPC. 

Tras 2 meses viajando por encima del 4% mensual, el segmento trepó 3,1% en mayo y recortó 1,2 p.p. respecto a abril. Así, la variación fue la más baja desde julio de 2020. No obstante, la inflación del rubro todavía se encuentra lejos de “estándares regionales”. En mayo, los Alimentos se incrementaron 0,8% en Uruguay, mientras que en Brasil subieron 0,5%. Mirando el registro chileno, se hundieron 0,2% respecto a abril. 

En cuanto a la medición anual, por estas pampas continuó profundizándose la tendencia alcista y avanzó 49,9%, marcando el registro más alto en 13 meses. En cambio, Uruguay y Chile presentaron variaciones anuales de apenas un dígito, alcanzando 4,4% y 4,8% respectivamente. Los precios brasileños del segmento se expandieron 13,6% anual.

Tanto Brasil como Uruguay exportan productos primarios que también comercia Argentina en el exterior.  Sin embargo, la inflación acumulada de Alimentos en nuestro país cuadriplicó a la presentada en las playas de Copacabana desde diciembre de 2016 hasta la fecha. Si se compara contra el país del otro lado del Río de la Plata, la cifra fue 3,4 veces superior en el mismo período. Los datos desmitificarían la hipótesis de que la “inflación es importada”, dando paso a que los problemas más de fondo de la economía argentina serían los que mueven el amperímetro local de precios.

¿Nueva tendencia inflacionaria en puerta?

Tras dos meses donde el costo de vida viene desacelerándose lentamente, la pregunta del millón es si la actual dinámica de la inflación llegó para quedarse. Nos proponemos analizar la evolución de algunas variables que podrían ayudar a evidenciar si estamos a la luz de una nueva tendencia o si simplemente es un fenómeno meramente transitorio.

La ortodoxia del Central

La “maquinita” de la calle Reconquista moderó su ritmo de impresión tras haber batido récords en 2020. El crecimiento nominal del dinero de alta potencia muestra una tendencia a la baja desde enero y disminuyó 30,5 p.p. en lo que va del año. En mayo, la base monetaria aumentó nominalmente 15,8% anual o recortó 22,2% en términos reales, siendo la menor expansión desde octubre de 2016. Así, los esfuerzos ortodoxos del Central por contener la inflación habrían dado sus frutos en los últimos dos meses.

Sin embargo, con datos al 14 de junio, el trailer del mes contaría una película con otro desenlace. La base monetaria escaló 22% nominal anual en la primera mitad de junio, por lo que la variación se encuentra 6,2 p.p. por encima del registro de mayo.

La austeridad monetaria de los primeros 5 meses del 2021 podría diluirse en adelante. El Tesoro podría encontrarse con dificultades para financiar su rojo fiscal ya que la estacionalidad de ingresos y gastos se revertiría en la segunda mitad del año, dando paso a mayores necesidades de caja y a un recorte en las fuentes de financiamiento. La evolución de la situación sanitaria y las elecciones podrían intensificar aún más esta dinámica. En este sentido, el rolleo de la deuda será la clave para que el Tesoro no deba recurrir sistemáticamente a la impresora de la calle Reconquista.

Aunque, relacionado con este último punto, la regulación del BCRA que permite integrar voluntariamente los encajes que mantienen las entidades financieras en forma de LELIQ con bonos del Tesoro no es neutral.  El Central desarma parte de sus pasivos remunerados a cambio de entregarle dinero fresco a los bancos con el cual financiarían el rollover y, por ende, el déficit fiscal.

El apetito por los pesos

Una posible recuperación de la demanda de dinero es uno de los factores que ayudaría a consolidar una desaceleración inflacionaria. En los últimos 3 meses, la tenencia de pesos venía en caída libre, habiéndose profundizado el desplome en mayo. Pero, con datos al 14 de junio, parecería haberse revertido esta tendencia. Si bien la demanda de poder de compra recortó 17,5% desestacionalizado desde su cénit de septiembre de 2020, el actual nivel creció 8,5% mensual sin estacionalidad y se encuentra 9% arriba del umbral de enero. 

Pero una foto es solo una escena de una película. Cabe recordar que este es un año impar y, por ende, electoral. Más cercanos los comicios, el público aumentaría la cobertura en moneda dura ante la incertidumbre electoral, lo que provocaría una disminución de la demanda de pesos. Este comentario por más cliché que suene tiene su fundamento en la historia reciente. En 5 de las 6 elecciones que hubo durante 2009 y 2019, la tenencia de saldos reales disminuyó en el mes que se realizan las generales. En estos años, la caída promedio de octubre fue 5,7% mensual desestacionalizado. 

La excepción a la regla fueron las presidenciales de 2019 que presentó el desplome recién en noviembre. A su vez, se verificó una contracción de la demanda de pesos en julio previo a las elecciones PASO, al igual que había ocurrido en 2009. 

Expectativas desancladas

Una cuestión no menor es que la “meta” oficial de inflación quedó obsoleta demasiado pronto. En los primeros 5 meses del año, el acumulado del 2021 asciende a 21,5%, mientras que el Presupuesto estipula un avance en el costo de vida del 29% para diciembre. Una misión no imposible, pero poco probable de ocurrir. 

Las expectativas de inflación se encuentran sin un claro norte en vista para tomar de referencia. Por el lado de los gremios, las paritarias de los trabajadores del Congreso y PAMI habrían puesto el piso de convenio en el 40-43%. Los sindicatos que acordaron debajo de este rango están pidiendo reaperturas de las negociaciones que promediaron en un incremento del 35% anual del salario. Así, los encargados de edificio firmaron la primera revisión del acuerdo que llevará la suba original de 32% a 44,8% anual. Con paritarias recalentándose se podría crear un espiral inflacionario que revertiría la desaceleración del nivel de precios de los últimos dos meses. 

La reacción de la plaza local

El mercado tampoco cree que la inflación vaya a ser cercana al “target” del Gobierno. La contracara de este hecho es que, desde marzo, el share mensual de las colocaciones del Tesoro en títulos ajustados por CER viene en galopante aumento. Incluso, en lo que va de 2021, el 43% de lo adjudicado fue en estos papeles, ganándole por goleada a los instrumentos a tasa variable, que tienen una participación del 28%, y a los dollar linked que apenas suman 2%. 

La licitación de esta semana no fue la excepción: los títulos ajustados por inflación fueron los que mayor interés acapararon y captaron el 81% de lo colocado. Con datos al 18 de junio, el share de estos instrumentos asciende a 79% en el mes (vs. 48% en mayo y 41% en abril), convirtiéndose en la máxima participación alcanzada por estos papeles en el año.

No obstante, el registro de inflación debajo de lo esperado por el REM tuvo efectos adversos en el mercado secundario. Los retornos totales de los bonos ajustados por CER fueron negativos en la última semana. Las mayores pérdidas se vieron en el tramo largo de la curva que son los papeles que presentan mayor modified duration. Con datos al 17 de junio, el TX28 recortó 3,3% semanal, mientras que el TX24 y el TX26 acusaron un golpe de 1,7%. En cambio, los títulos que vencen en 2021 y 2022 se hundieron apenas 0,2% y 0,4% respectivamente en los últimos 7 días. 

La evolución de la inflación de los próximos meses será de crucial importancia para determinar la posición de la curva de los bonos CER y el atractivo de estos títulos. Tanto el manejo de la política monetaria como de las expectativas serán de suma importancia para convalidar una tendencia bajista en el costo de vida. La capacidad de conseguir financiamiento del mercado por parte del Tesoro, la evolución de la pandemia y las todavía lejanas elecciones pondrán a prueba la sostenibilidad de la dinámica de precios de los últimos dos meses en este segundo semestre. Un plan macroeconómico sólido y creíble es la pieza clave para que no haya vaivenes en el camino.

 

Seguí leyendo este informe suscribiéndote a nuestra lista

    Weeklys Anteriores

    25 junio, 2021

    Esta semana el INDEC presentó el dato de balanza de pagos del primer trimestre de 2021. Para los que desconocen de qué se trata, esta cuenta macroeconómica registra todas las transacciones producidas entre Argentina y el resto del mundo en un período determinado.
    Leer más

    18 junio, 2021

    La desaceleración en el nivel de precios persistió en mayo. Para sorpresa del mercado, el costo de vida se encareció 3,3% mensual (47,6% anualizado), levemente por debajo del 3,6% esperado por el REM.
    Leer más

    11 junio, 2021

    La carrera de retornos en 2021 Hasta ahora, el contexto que embebió al mercado local fue favorable para los tenedores de bonos en pesos, mientras que las ganancias de los instrumentos denominados en dólares se hicieron desear. Llegando a mitad de año, y antes de que el mercado se ponga en modo electoral puro, nos […]
    Leer más

    4 junio, 2021

    La palabra driver se puso de moda como sinónimo para motivo o rationale que pueda desencadenar un cambio de tendencia en bonos y acciones.
    Leer más

    28 mayo, 2021

    La última mirada, aunque no es excluyente, involucra el costo financiero promedio ponderado que devengan los pasivos remunerados.
    Leer más

    21 mayo, 2021

    “Super miércoles” de vencimientos Esta semana el Tesoro volvió a las canchas para buscar financiamiento por $ 306.500 millones. Para enfrentar el partido más complicado hasta ahora, el MECON mostró la flexibilidad del primer llamado de mayo cuando licitó sin precio mínimo. Además, impresionó con un plantel de once jugadores: entre el set de instrumentos […]
    Leer más

    14 mayo, 2021

    Tras el salto inflacionario en marzo de 4,8%, el nivel general de precios se expandió 4,1% en abril o 62% anualizado, mientras que el alza en 12 meses fue de 46,3%.
    Leer más

    9 mayo, 2021

    Las acciones están de capa caída y no es noticia. La anemia de la bolsa porteña se remonta a las elecciones PASO de agosto de 2019, cuando el S&P Merval recortó 50% en dólares en 1 día y 60% en 1 mes.
    Leer más

    Abrí tu cuenta

    Completá el formulario y contactate con nosotros.